Sala de operaciones: intervenciones quirúrgicas 

A partir del primer tercio del siglo XX, las intervenciones quirúrgicas se convirtieron en un éxito indiscutible. Gracias a los avances científicos conseguidos en los laboratorios, se podía suprimir el dolor con la anestesia y reducir el riesgo de infección y hemorragia mediante nuevas técnicas e instrumental más avanzado.

Los cirujanos disponían de tiempo suficiente para operar y curar y, a la vez, para crear nuevas especialidades médicas.