Noticias

Atrás

Una mermelada con mucha tradición

30.08.17

Los jardines situados en el espacio central del Recinto Modernista de Sant Pau acogen una gran variedad de árboles, arbustos y plantas aromáticas. Entre estos encontramos naranjos que datan de 1914. Por primera vez, desde que se reabrió el conjunto arquitectónico en 2014, se han recolectado los frutos de estos árboles de variedad de naranja amarga para elaborar unas exquisitas mermeladas. Se recupera así una vieja tradición ya que parte del personal del antiguo Hospital hacía mermeladas caseras con estas naranjas. 

El jardín del Recinto, que tiene una rica biodiversidad, cuenta con 14 naranjos centenarios que formaban parte de los jardines originales del antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, obra de Lluis Domènech i Montaner. 

Siguiendo las pautas de los criterios de sostenibilidad aplicados en la restauración del Recinto, la iniciativa que os presentamos tiene un triple objetivo: contribuir a mantener la biodiversidad del espacio, mejorar la salud de los árboles frutales y evitar el malbaratamiento de los naranjos. 

Al mismo tiempo se propicia el consumo de productos de proximidad ya que la mermelada ha sido elaborada en el obrador artesanal de Les Eroles, un establecimiento con mucha historia ubicado en Castell d’Aro (Baix Empordà)

También se han elaborado mermeladas de tomillo y romero, hierbas aromáticas presentes en el Recinto. La base de estas dos es la manzana a la que las hierbas le confieren un sabor más que original. 

Este producto, que se puede presentar con un cuidado packaging, está disponible en la tienda del Recinto Modernista, cerrando así el ciclo de producto de km 0.