Recinto modernista

El Recinto Modernista de Sant Pau, antiguo Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, es uno de los edificios más destacados de la arquitectura modernista en Barcelona. Su autor, el arquitecto Lluís Domènech i Montaner, fue el encargado de edificar otro de los principales edificios modernistas de Barcelona, el Palau de la Música. Ambos fueron declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1997, valorando su singularidad y belleza.

El Recinto Modernista es el mayor conjunto arquitectónico de este estilo en Europa y es uno de los principales ejemplos del modernismo catalán. Domènech ideó una “ciudad dentro de la ciudad” con pabellones rodeados de jardines y conectados entre sí por una trama de túneles subterráneos.

Pensado para lo que tenía que ser su uso, un hospital, el arquitecto proyectó un espacio constructivo dentro de la trama de l’Eixample pero con un giro de 45 grados respecto de la cuadrícula de las Manzanas ideadas por Ildefons Cerdà. De esta manera dotó al espacio de una perfecta orientación Norte-Sur, obteniendo una ventilación más adecuada y más horas de luz.